La alimentación del bebé a los 6 meses

Posted by admin at 11:45 AM on Jun 10, 2019

Share:


La leche materna es el alimento más importante para el desarrollo del bebé durante su primer año de vida.  Cuando éste alcanza los 6 meses, y siempre teniendo en cuenta sus necesidades, el pequeño pasará a tener contacto con la comida sólida como complemento de la leche para seguir creciendo sano y fuerte.

El proceso puede resultar más complejo de lo que parece, así que si necesitas orientación a la hora de introducir alimentos sólidos en la dieta de tu hijo o hija sigue leyendo con atención. En los próximos párrafos descubrirás cómo hacer más sencilla la transición hacia la comida más variada.

 

¿Está listo tu bebé para los alimentos sólidos?

Empecemos por el principio, mamá. Para hacer que tu bebé abrace la nutrición sólida tienes que tener en cuenta si está preparado para ello. Puede que haya cumplido 6 meses, que incluso los haya superado, pero apenas sea capaz de mantener su cabeza erguida, no siga el tenedor con la vista o no muestre interés por lo que comemos. Llegado este punto conviene esperar, seguir con la leche y no forzar al bebé.

Si por el contrario ha encontrado el crecimiento esperado, toca introducir uno a uno los alimentos complementarios de forma blanda para que los pueda digerir sin problema y con varios días de diferencia. El objetivo es comprobar que lo tolera y no atosigarle con tanta novedad.

Dicho esto, ¿qué puedes ofrecerle para diversificar su dieta a partir de los 6 meses?

 

Tipos de alimentos sólidos para un bebé de 6 meses

Ahora que sabemos que tu bebé está preparado conviene adentrarse en el mágico mundo de las verduras a través de la zanahoria, la patata o los puerros. Posteriormente, la carne (en cantidades adaptadas) y, cuando esté cerca de cumplir el año de edad, el pescado y los huevos. Todos estos alimentos son recomendables y fáciles de dar a tu pequeño con la ayuda de purés o potitos.

En cuanto a las frutas, siempre trituradas o en papilla, las más indicadas para los 6 meses son la manzana, el plátano o la pera. Como puedes comprobar, frutas repletas de propiedades beneficiosas para la salud del niño.

¿Y en cuanto a los cereales? Lo idea es contar con cereales fortificados con hierro. Consulta con tu pediatra para la correcta elección de los mismos. Variedad existe, pero no todos son igual de recomendables. Opta por elegir aquellos donde predomine la avena.

 

La importancia de la cantidad para cuidar la salud de nuestro bebé

Una de las dudas que más preocupa a las madres es la cantidad de comida que  ofrecerle al bebé. Si es tu caso, debes tener en cuenta el tamaño y el peso de tu pequeño. No todos los niños son iguales y no todos necesitan la misma cantidad. Por ello, consulta con tu pediatra de cabecera para elaborar un menú diario adecuado.

Por la mañana siempre es recomendable optar por la leche materna o un biberón de la leche de fórmula que tome y acompañarla de un puré de frutas o una papilla de cereales. Siempre bajo supervisión previa del médico o experto nutricionista. 

A mediodía puedes optar por papillas de verduras como la patata, el calabacín o las judías verdes. Estos alimentos se componen de un sinfín de nutrientes y su sabor es rico, por lo que te será más fácil conquistar el paladar del príncipe o la princesa de tu casa. Además, si acompañas el plato con  zumos de frutas naturales tendremos un menú la mar de saludable. ¡Respeta las cantidades!

¿Para merendar qué puedes darle? Las papillas de frutas van de maravilla, así como pequeñas cantidades de yogurt (si lo tolera). Ten en cuenta que la merienda debe ser ligera. No le fuerces si no le apetece.

Y cuando llegue la hora de la cena, nada mejor que la leche materna o su biberón diario antes de irse a dormir.

 

Acompaña la dieta de alimento sólido con Miltina 2, leche de continuación completa y equilibrada

Si en lugar de la leche materna has optado por darle a tu bebé leche de fórmula nuestra recomendación pasa por Miltina 2, la leche de continuación a partir del sexto mes elaborada con ingredientes esenciales por nuestros expertos de Humana en Alemania.

Miltina 2 se compone de una fórmula equilibrada y completa que proporciona nutrientes necesarios como los ácidos grasos Omega-3, hierro, GOS (galacto-oligosacáridos) y Vitamina A, C y D en cantidades adaptadas a la edad. En definitiva, minerales, vitaminas y fibras al servicio de la absorción del calcio y el fortalecimiento de los huesos de tu hijo.

Tras más de 65 años como expertos en alimentación infantil, los productos Humana pasan por más de 600 controles de calidad hasta llegar a tu bebé. Todos ellos provienen de materias primas seleccionadas que garantizan y aseguran su frescura, por lo que si quieres conocer más sobre Miltina 2, no tienes más preguntar por ella en tu farmacia de confianza.


Descubre nuestro club, convierte tus compras HumanaBaby en regalos para ti y tu bebé, y participa en sorteos y promociones.