SLA_BO_HUMANA_BLOG_26022016_004-02

Por el 17/10/2015

Conoce y alivia los incómodos cólicos en el lactante.

Son muchos los padres primerizos que acuden a la consulta del pediatra alarmados al observar que, en los primeros meses de vida, su bebé llora de forma repentina y sin causa aparente. Pero tranquilos, si vuestro bebé está sufriendo cólicos, no os asustéis. Son algo pasajero y no es un problema grave.

 Qué son los cólicos:

La palabra cólico deriva de la palabra griega Kolikos, relativo al Kolon, que se refiere al intestino grueso, por tanto, ya tenemos una pista de la parte del organismo que se ve afectada, el aparato digestivo.

Los cólicos del lactante (CL) se definen como un síndrome conductual de etiología desconocida que se da en un 15%-30% (1) de lactantes sanos, normalmente durante los tres primeros meses de vida y que se caracteriza por llanto inconsolable e irritabilidad, algo que es vivido por los padres con gran angustia y desolación.

Actualmente las causas de los cólicos del lactante son desconocidas, pero se han propuesto varios factores que favorecerían su aparición (2) Estos factores podrían dividirse en:

  • Factores gastrointestinales: intolerancias a la proteína de la leche de vaca, intolerancia a la lactosa, intolerancia a azúcares, inmadurez intestinal, motilidad intestinal y microflora fecal.
  • Factores biológicos: Técnicas de alimentación, desregulación de la actividad motora intestinal, aumento de serotonina, tabaquismo materno y presencia de Helicobacter Pylori en heces.
  • Factores psicosociales: comportamiento del niño y estímulos externos.

Cómo identificar los cólicos:

Para identificar los cólicos podemos seguir “la regla del 3 de Wessel”, nombrada así en honor al estadounidense  Morris Arthur Wessel profesor de pediatría en Yale.

Esta regla nos permite identificar si nuestro bebé sufre cólicos en función del llanto:

  • Aparece antes del tercer mes de vida (generalmente no antes de los primeros 15 días)
  • Dura tres o más horas al día (normalmente el inicio es a última hora de la tarde, aunque no siempre es así)
  • Se prolonga durante tres o más días a la semana.

El llanto es la forma que tienen los bebés de transmitir algo, por lo que también podemos identificar si está sufriendo un cólico por el tipo de llanto, que en ese caso suele ser:

  • Paroxístico: cada episodio de “cólico” tiene un principio y un final claro y sin relación con lo que el niño estaba haciendo previamente.
  • Cualitativamente diferente del llanto normal: suele ser un llanto más intenso y con tono más alto.
  • Llanto acompañado de hipertonía: aumenta el tono muscular, llegando a observarse rigidez.
  • Inconsolable: el bebé es imposible de consolar

Cómo aliviar los cólicos:

Tal y como ya publicamos en nuestra página web, hay varios consejos que puedes seguir para aliviar los cólicos en tu bebé, pero además de seguir esos consejos, recomendamos el uso de Colimil Baby, un complemento alimenticio con Manzanilla, Melisa y Lactobacilus Acidophilus tindalizado  (termo-inactivado) que, según un estudio  desarrollado por el Departamento de Pediatría del Hospital Infantil Regina Margherita, Universidad de Turín(3), demuestra que los el uso de Colimil Baby para los cólicos en lactantes es efectivo. (Los bebés tratados con Colimil Baby redujeron el llanto en un 85,4% frente a un 48,9% de los que fueron tratados con placebo)

Colimil Baby es un complemento alimenticio compuesto por manzanilla, melisa y Lactobacilus Acidophilus tindalizado (termo-inactivado) que favorece la digestión del lactante, además tiene un agradable sabor y es fácil de administrar.

Gracias a la manzanilla y la melisa consigue un efecto calmante, anti inflamatorio y antiespasmódico; la incorporación del lactobacilus acidophilus tindalizado ayuda a prevenir el desarrollo de bacterias patógenas, mejora la respuesta inmunitaria y refuerza la microflora intestinal. 

Humana Baby recomienda el uso de ColimilBaby siempre consultando antes con tu pediatra.