Conceptos clave en gastroenterología pediátrica: Trastornos funcionales

Los trastornos gastrointestinales funcionales se diferencian de los orgánicos (causados por una enfermedad o trastorno) en que aparecen sin motivo aparente en las primeras fases del crecimiento de los niños. Tienen un carácter crónico y tienden a resolverse por sí mismos en un periodo variable de tiempo que puede comprender varios meses.

Dado que no hay una clara evidencia sobre su origen, el diagnóstico de estos procesos es complejo y habitualmente se realiza por exclusión, lo que, unido a su recurrencia y duración, hacen de este tipo de afecciones un motivo habitual de preocupación para los padres en la consulta del pediatra, con una prevalencia de hasta el 10 %.

Los síntomas con los que cursan son amplios y variados, dependiendo del tipo de alteración intestinal que presenten. Algunos de los trastornos gastrointestinales más comunes son:

newsletter2-septiembre-04

De este origen común se deduce la explicación a la aparición de diferentes trastornos gastrointestinalesfuncionales en un mismo niño. Todos estos procesos provocan situaciones de malestar en el niño, y por lo tanto, en los padres, entre los que es habitual un sentimiento de preocupación e incomprensión ante la situación.

Por todo ello, a pesar de su resolución espontánea, se aconseja acompañar estas alteraciones digestivas con tratamientos de apoyo que ayuden tanto al niño como a los padres a aliviar la evolución de los síntomas hasta su resolución. En este sentido, no existe un único tratamiento, si no que éste dependerá del niño y del pediatra. Sin embargo, existen recientes evidencias sobre los beneficios del alivio de los trastornos gastrointestinales funcionales a través remedios naturales.

Referencias: