SLA_BO_HUMANA_BLOG_26022016_004-02

Por el 29/07/2016

Consejos para organizar un viaje largo con tu bebé

Consejos para viaje en coche

¡Ya estamos de vacaciones! Los bebés, al igual que sus papis, también se merecen unos días de desconexión. ¿Playa o montaña? Cualquiera que sea el destino, lo importante es llegar y, además, hacerlo cómodamente. Viajar con niños puede ser una idea que eche para atrás a muchos padres, pero no debería ser así si se va bien preparado.

Antes de iniciar cualquier viaje en coche, es imprescindible borrar de nuestras mentes la palabra prisa. Un bebé tiene que estar descansado y cómodo para afrontar las horas de viaje que le quedan por delante y, sobre todo, para que tenga la oportunidad de ver el paisaje y aprender de cada nuevo estímulo que le llega de su alrededor. ¡Disfrutemos del trayecto en coche! Al fin y al cabo, forma parte de nuestras vacaciones.

A continuación, os dejamos unos sencillos consejos para preparar bien un viaje con tu bebé:

Antes del viaje

– Atención con la sillita del coche. Tiene que ser homologada y que corresponda con su talla.

– Salir sin prisas y disfrutar del camino. Dale la oportunidad a tu bebé de quedarse con todos los detalles del paisaje, los colores, los coches y las múltiples novedades visuales que va recibiendo.

– Que no falte nada en la bolsa de viaje: la fórmula infantil Miltina 2* (si tu bebé no está tomando leche* materna y tiene entre 6 y 12 meses) o Miltina Junior* (si tu peque tiene más de 12 meses), un termo eléctrico para calentar el agua, pañales, gorrito, agua, juguetes etc.

Durante el trayecto

– Si el bebé está solito en la parte trasera del coche, ¡acompáñale! Tu peque agradecerá que alguien se siente junto a él. Además, también resultará más cómodo para atenderle mejor sin estar continuamente girando la cabeza.

– Hidratar al bebé cada cierto tiempo.

– Dale de comer cuando le toque. Para ello, lo ideal es hacer una parada, pero si por cualquier motivo no puedes y tu bebé está tomando leche* de continuación, prepara un biberón sirviéndote de un termo eléctrico y un dosificador para la leche*. En menos de cinco minutos el bibe estará listo.

– ¡Que no falte la música! Un elemento esencial para amenizar el trayecto. Antes de iniciar el viaje, hacer una selección de canciones que no perturbe la tranquilidad del bebé. El volumen de la música tiene que permitir mantener una conversación y escuchar cualquier reclamo del chiquitín.

Para viajar más cómodo…

– No olvides el sombrero o el parasol para bloquear los rayos del sol que le puedan molestar.

– Temperatura óptima – ni frío ni calor. La temperatura es un factor que afecta al confort del pequeño (y al de los adultos).

Las paradas forman parte del viaje

– Cada dos horas de coche, el cuerpo pide un descanso.

– Aprovecha este momento para dejar que el chiquitín estire las piernas y si aún no anda, extiende una mantita sobre el suelo para que gateé o se estire como quiera.

¡Hemos llegado! Y ahora…a disfrutar. Y recuerda, sin prisas, que tu chiquitín disfrute del trayecto.

*La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses. Después debe complementarse con otros alimentos. Humana apoya esta recomendación sobre la lactancia materna.

Fuentes

aepap. (2009). Prevención de accidentes. [Internet] Disponible en: https://www.aepap.org/sites/default/files/accidentes.pdf [Acceso el 11 de Julio del 2016].