SLA_BO_HUMANA_BLOG_26022016_004-02

Por el 28/05/2015

Historia y uso del chupete

El chupete es una herramienta de consuelo (seguramente por eso en inglés se denomina “pacifier” que significa “el que hace la paz”) para los bebés que viene siendo utilizada a lo largo de la historia, aunque el chupete tal y como lo conocemos hoy en día data del año 1900, cuando un farmacéutico de Manhattan llamado Christian W. Meinecke unió un pezón de goma a un escudo circular, inventando así el chupete actual (o algo parecido, vamos). Aunque el prototipo original (VER PATENTE) se ha ido modernizando –el caucho de los primeros chupetes estaba tintando de blanco y se hacía con sulfuros, lo que dejaba un olor desagradable en la boca del bebé– el chupete actual es, esencialmente, el mismo. Curiosa la historia del chupete ¿verdad?

Se suele decir “Es más simple que el mecanismo de un chupete”, pero de simple no tiene nada, ya que su uso está fundamentado en la necesidad biológica e instintiva de succionar que poseen todos los bebés. A este instinto se le conoce como SNN1 (Succión No Nutritiva), podemos observar la SNN en los bebés recién nacidos cuando se chupan el dedo, la mano o cualquier cosa que les acerques a la boca. Este instinto de succión es, según los expertos, un reflejo normal que ayuda a la supervivencia en términos primitivos, y que se inicia cuando el bebé está aún en el vientre de su madre (se ha podido observar a bebés nonatos chupándose el pulgar en algunas ecografías).

Durante años ha habido diferentes críticas y teorías relacionadas con el uso del chupete, al que se acusó de fomentar “ensanchamiento de la lengua”, “deformación de la boca”, “confusión con el pezón” e incluso de dolencias como la escoliosis. Hoy en día se ha comprobado que el correcto uso del chupete tiene efectos positivos en los bebés; además del evidente efecto calmante, ciertos estudios científicos han demostrado que refuerza su sistema inmunitario e incluso reduce las probabilidades de muerte súbita en bebés hasta 12 meses2.

Por otra parte, es recomendable controlar el uso del chupete. La edad recomendada por los especialistas para ir retirando el chupete está entre los 12 y los 24 meses, por supuesto, conviene hacerlo preparando al bebé poco a poco para este gran cambio en su vida.

¿Aún te parece simple el chupete?

Fuentes de datos:
1SNN
2muerte súbita