Etiquetas:

3ª Fase del embarazo: Materialización

Posted by HumanaBaby at 10:00 AM on Jun 5, 2018

Share:


Semanas 20 – 32

¡Enhorabuena, has superado más de la mitad de tu periodo de gestación! Ahora empiezas a sentir realmente tu embarazo con una prueba evidente: los primeros movimientos de tu bebé. Surgen las primeras ideas sobre tu hijo como un ser independiente y único.

Por una parte, la emoción de las primeras semanas del embarazo se ha calmado y, por otra, el miedo o el “drama” de dar a luz todavía queda lejos. Has aceptado tu papel como futura mamá, así que normalmente esta es la fase de mayor bienestar durante el embarazo.

Parte del deseo sexual aumenta de nuevo (no hay nada en contra de ello durante esta fase, ni desde el punto de vista médico ni desde el punto de vista psicológico). Sin embargo, según el caso, es posible que te encuentres incómoda debido a los cambios hormonales y al aumento de peso.

Los movimientos del niño causan asombro, alegría, orgullo y un sentimiento de enorme satisfacción.

Te sientes segura y aliviada: de momento, parece que todo está yendo bien y tu bebé se está desarrollando.

Al mismo tiempo, el avance del embarazo plantea otra necesidad: ahora, como muy tarde, debes cambiar el vestuario. Demasiado ajustado en la parte de arriba, por lo menos una talla de sujetador, o bastante más. Demasiado ceñido en la parte de abajo, que se espera que siga creciendo. Preguntas urgentes: ¿Cuánta tripa enseñar? ¿Cuánta esconder? Y, ¿durante cuánto tiempo me quedará bien? ¿Debo elegir prendas superelásticas inmediatamente o continuar de momento con ropa que tenga algo de forma?

Dependiendo de la estación y de la temperatura, puede haber riesgo de edema en las piernas. Las medias de compresión y el calzado plano te serán de ayuda en este caso.

Puede que empieces a sentir la necesidad de hacer algunos cambios en casa (preparar la habitación, hacer un hueco para el cambiador del bebé en el baño o en su habitación, etc.). En función del peso ganado, es posible que hayan aumentado las molestias físicas. Pero en cualquier caso, empieza a actuar con precaución, por ejemplo, evita levantar peso, para no correr ningún riesgo.

Tu montaña rusa emocional continúa: a un sentimiento inicial de euforia le sigue la preocupación por el futuro. ¿Cómo seré como madre? Esto va a suponer un cambio enorme. Se acabó todo. Las vacaciones. Salir. Más responsabilidad: ¿Podré darle pecho?


Descubre nuestro club, convierte tus compras HumanaBaby en regalos para ti y tu bebé, y participa en sorteos y promociones.


Artículos Relacionados: