SLA_BO_HUMANA_BLOG_26022016_004-02

Por el 6/03/2015

¿Es bueno que los perros y los bebés crezcan juntos?

Últimamente las redes sociales están invadidas de preciosos perritos y hermosos bebés. Cuando los dos aparecen juntos, los “ME GUSTA” suben como la espuma: parece que la unión de un bebé y un perrito hace que todo sea perfecto, pero ¿de verdad es así?

A continuación os enumeramos 5 razones por las que es beneficioso que un niño crezca al lado un perro:

1.     Los niños pequeños que conviven con mascotas padecen menos alergias.

De acuerdo con un estudio publicado en Clinical & Experimental Allergy, los científicos han descubierto que los niños que crecen con perros son un 50% menos propensos a desarrollar determinadas alergias y problemas de asma que los que crecen sin un perro. La pondría en el nº1.

2.      Los niños que viven con perros hacen más ejercicio.

Juegan, pasean, corren…y en general hacen mucho más ejercicio que un niño que no tiene mascota. Además su imaginación aumenta y su responsabilidad y compañerismo también.

3.      Las mascotas consiguen que, cuando el niño lea, gane confianza.

Por lo general, cuando nuestros pequeños comienzan a leer, sienten ese pequeño pánico de hacerlo en voz alta delante de todos los compañeros y familiares. Se ha demostrado que si su mascota está con él cuando lee en alto, el niño pierde esa desconfianza y consigue reforzar su lectura en voz alta.

4.      Los perros ayudan a reducir el estrés a los niños con trastornos del espectro autista (TEA)

Un estudio de la Universidad de Montreal la que ha sacado esta conclusión: el estrés que padecen los niños que padecen TEA se ve reducido drásticamente cuando viven con perros entrenados. Así mismo, muchos de estos niños mejoran su manera de relacionarse con otras personas cuando tienen a un perro cerca.

5.     Los bebés que viven con perros enferman menos.

Según algunas evidencias, como un estudio realizado por el Hospital universitario Kuopio de Finlandia, los bebés con menos de un año que conviven habitualmente con perros tienen menos posibilidades de contraer enfermedades de tipo respiratorio en comparación con los que no han vivido con un perro en ese periodo.

Guauuu y además, nuestras mascotas tienen un sentido desarrollado de la protección que les hace cuidar de nuestros pequeños sin descanso.