SLA_BO_HUMANA_BLOG_26022016_004-02

Por el 2/10/2017

LA MAMÁ… Y EL PAPÁ: Consejos para un embarazo saludable

Medicación que puedes y no puedes tomar 

Se recomienda consultar con el tocólogo antes de tomar cualquier tipo de medicamento (ya sea farmacológico, homeopático o natural).

Durante el embarazo, se debe evitar la ingesta de fármacos en la medida de lo posible, solo estando permitido cuando sea estrictamente necesario y siempre bajo prescripción y consejo médico, ya que pueden afectar al desarrollo del bebé.

Actividad física

Durante el embarazo, es aconsejable realizar ejercicio físico de forma moderada ya que es beneficioso tanto para la madre como para el bebé.

Es imprescindible que se realice siempre bajo supervisión del obstetra, el cual te indicará cual es el ejercicio más adecuado para tu situación específica.

Debe tratarse de un ejercicio aeróbico, suave y que no conlleve un gran esfuerzo. La periodicidad deseable sería 30 minutos / 3 veces por semana y puede realizarse hasta la semana de gestación en la que la embarazada se sienta segura y cómoda.

Los ejercicios más recomendados son: caminar, nadar, pilates, yoga…

Ropa y calzado adecuados

El embarazo implica muchos cambios físicos que debemos tener en cuenta a lo hora de elegir el vestuario y calzado apropiado, a fin de sentirse lo más cómoda posible.

Afortunadamente, hoy en día es muy frecuente encontrar colecciones dedicadas a las premamás por lo que la variedad de modelos, forma y tejidos es muy amplia.

• Vestidos, camisetas y jerseys holgados, en algunos casos también encontramos modelos ajustables.
• Faldas y pantalones con cintura elástica que no apriete demasiado, deberá colocarse siempre encima de las caderas.
• Ropa interior de algodón para evitar alergias e infecciones. Usar calcetines o medias que no compriman en exceso ya que pueden favorecer la formación de varices.
• Zapatos anchos con tacones de menos de 5 cm y siempre de base ancha, ya que durante el embarazo aumenta la inestabilidad y el riesgo de caídas. Es importante que no sea muy ajustado, ya que hacia el final del embarazo es habitual que se retengan líquidos en las piernas y pies.  Siempre que se pueda, es aconsejable llevar zapatilla deportiva.

Cómo saber si es el “momento”: consejos

Muchas madres primerizas no saben en qué momento deberían acudir al hospital. Aunque el obstetra calcula la fecha probable de parto, es difícil saber con exactitud cuándo se iniciará el parto.

Existe un margen de unas 4 semanas (entre las semanas 38 y 42) al final de la gestación en la que las mamás deben estar atentas a cualquier signo que indique que ha llegado el momento.

Es necesario recordar que cada mujer y cada parto son diferentes por lo que los síntomas pueden variar de unas a otras.

Algunos de los síntomas más habituales son:
• el abdomen está más bajo debido a que el bebé comienza a colocarse;
• aumento de molestias físicas (náuseas, dolor de espalda o dolor abdominal);
• aumento de las contracciones de Braxton Hicks (ejercicios de calentamiento para el útero): es importante que las aprendas a distinguir de las contracciones de parto;
• expulsión del tapón mucoso o la ruptura de la bolsa de líquido amniótico: no puedes controlar ni parar su salida (a diferencia de las pérdidas de orina).

Ante cualquier duda o síntoma, contacta con tu médico o matrona o dirígete al hospital. Lo fundamental es guardar la calma y recordar todo lo aprendido durante el curso de preparto.

Descubre más en la guía práctica de Humana para mamás y papás.