Cómo disfrutar más tiempo de la lactancia

Posted by HumanaBaby at 10:00 AM on Jun 13, 2018

Share:


La lactancia materna tiene un gran beneficio en el desarrollo del bebé, por lo que no conviene cambiar la forma en que se alimenta tu bebé demasiado rápido. Es mucho mejor alargar la lactancia materna todo el tiempo que puedas. A veces, sin embargo, en algunas mujeres después del parto, aparecen problemas con la lactancia que impiden que la madre alimente a su bebé. En tales situaciones, vale la pena recurrir a la ayuda especializada. 

¿Cuánto tiempo amamantando?

Muchas madres se preguntan: ¿cuánto tiempo debería amamantar?. La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida de un niño. Después de este tiempo, puede ampliar la dieta del bebé y seguir amamantando, incluso hasta el segundo año de vida del bebé. Este es el intervalo de lactancia más óptimo y se recomienda para casi todas las madres. 

Dificultades en la lactancia

Las madres a menudo tienen dificultades con la alimentación natural; aparecen pocas semanas después del parto, cuando la producción de leche se detiene levemente. Ahí es cuando a las mujeres les parece que la cantidad es demasiado pequeña para su bebé.

Al principio, la leche es calostro y se genera en menos cantidad que como la leche normal, pero es suficiente para cumplir con los requisitos del recién nacido en los primeros días de su vida. La mejor manera de comenzar la lactancia materna, por lo general, es una hora después del parto. El organismo de la madre comienza la producción de leche incluso durante el embarazo e incluso continua hasta dos años después de dejar de alimentarlo.

El método más adecuado para los recién nacidos para dar el pecho es a petición. También es mejor elegir la posición perfecta para amamantar. Vale la pena recordar que la lactancia es una reacción bidireccional: cuanto más succiona un niño, más leche produce el cuerpo de la mujer. Se estima que en aproximadamente diez minutos el niño puede tomar la leche de un pecho. El tiempo restante que el bebé pasa con su madre a menudo resulta de la necesidad de intimidad y de un fuerte reflejo de succión. 

Posiciones para amamantar

La posición clásica más popular es cuando la madre está sentada y el bebé está en sus brazos. La posición biológica es similar, lo que difiere es la posición de la madre, que es en una posición lateral, la madre se acuesta al lado del niño y le da mamar. También la posición debajo de la axila, que consiste en el hecho de que la madre coloca al bebé boca abajo con el vientre hacia el costado es muy práctica. Está especialmente recomendado para madres después de una cesárea.

En el caso de que el bebé tenga problemas para atrapar el seno, se recomienda una posición cruzada: la madre con la mano opuesta al pecho del que quiere alimentarse, sostiene la cabeza del bebé y la mantiene con la otra para que el bebé pueda agarrarla. Se recomienda para niños con succión débil y bebés prematuros. 

Toda madre desea darle a su bebé una niñez saludable y segura. La fuente natural de muchos nutrientes esenciales es la leche materna. Con la lactancia materna no solo le damos los micro y macroelementos esenciales para su desarrollo, sino que también creamos una cercanía extraordinaria entre la madre y el recién nacido.


Descubre nuestro club, convierte tus compras HumanaBaby en regalos para ti y tu bebé, y participa en sorteos y promociones.


Artículos Relacionados: