SLA_BO_HUMANA_BLOG_26022016_004-02

Por el 7/05/2015

Mamás activas, bebés sanos. El ejercicio durante el embarazo.

Durante décadas el embarazo ha sido tratado como una enfermedad, atribuyéndole síntomas y tratamientos contraproducentes, como el reposo absoluto y la privación a la mujer de realizar una vida relativamente normal.

Pero se ha demostrado que realizar ejercicio durante el embarazo controlado y de forma moderada  tiene múltiples beneficios tanto para la madre como para el futuro bebé.

Entre algunos de esos beneficios, destacan los relacionados con el sobrepeso, según un estudio* publicado en la revista médica Mayo Clinic Proceedings (Volume 88, Issue 12, December 2013, Páginas 1388–1397) en el que participaron investigadores de la Universidad de Granada, la Politécnica de Madrid y la Universidad Europea.

Dicho estudio establece que la práctica de ejercicio controlado al menos durante tres días a la semana reduce el riesgo de sobrepeso durante el embarazo y con ello el riesgo de padecer enfermedades como hipertensión y diabetes gestacional, o de sufrir un parto prematuro y dar a luz por cesárea; el sobrepeso además, tiene efectos negativos también en los recién nacidos y aumenta el riesgo de sobrepeso infantil en un 30%.

Además realizar ejercicio tiene otros beneficios como prevenir dolores de espalda, ya que los músculos de la espalda estarán más fuertes, reduce el estreñimiento al acelerar el movimiento intestinal, alivia el estrés y ayuda a dormir mejor.

Si eres una futura mamá y aún no estás muy en forma, aquí te damos unas pautas de qué hacer y qué no hacer para comenzar a hacer ejercicio.

Qué ejercicios puedes hacer si estás embarazada

  • Caminar es el mejor ejercicio que puedes hacer, proporciona beneficios cardiovasculares, es seguro y fácil de practicar, además es ideal para empezar si no estás acostumbrada a realizar ejercicio.
  • Natación, es un ejercicio muy completo, las articulaciones no sufren el peso y además al flotar en el agua te sentirás más ligera y aliviada si tu barriga ya está crecidita.
  • Yoga prenatal o actividades dirigidas para embarazadas con ejercicios de baja intensidad y estiramientos.

Qué NO puedes hacer si estás embarazada

  • Deportes de riesgo, además evita realizar actividades en las que te puedas caer… buceo, esquí, snowboard, montar a caballo, bicicleta… etc.
  • Si practicabas running antes de tu embarazo puedes continuar haciéndolo durante los primeros meses y a baja intensidad, pero si no lo hacías no debes empezar a correr en tu embarazo.
  • Después del primer trimestre evita realizar ejercicios abdominales o que te obliguen a estar de tumbada de espaldas, ya que podrían provocar mareos o reducir el riego sanguíneo hacia el útero.

* “Supervised Exercise – Based Intervention to Prevent Excessive Gestational Weight Gain: A Randomized Controlled Trial”