SLA_BO_HUMANA_BLOG_26022016_004-02

Por el 9/12/2015

¿Cómo nos situamos mi bebé y yo?

Ha quedado patente que leche materna es el mejor alimento para los bebés hasta los 6 meses de vida porque puede ayudar a prevenir complicaciones como infecciones respiratorias, otitis, diarreas e incluso con un menor riesgo de muerte súbita del lactante.

Pero cuando se opta por dar el pecho al bebé surgen una y mil dudas en todas las madres. Una de las principales suele ser cómo colocar al bebé, cómo colocarte tú, para que resulte cómodo para ambos.

Este asunto tiene más relevancia que una simple “manía” puesto que la gran parte de los problemas de lactancia se dan por una posición inadecuada, un agarre incorrecto o ambos. Utilizar una buena técnica de lactancia te evitará dolores, grietas en el pecho y te ayudará a vaciarlo correctamente.

Te dejamos unas útiles recomendaciones para facilitar en este singular proceso:

¿Cómo hacer el agarre?

Para conseguir que el bebé agarre bien el pecho es importante que todo el cuerpo del bebé este enfrentado y pegado al de la madre.

Es un buen agarre si:

–          El mentón del bebé toca el pecho

–          La boca está bien abierta

–          El labio inferior está hacia fuera

–          Las mejillas estén redondas o aplanadas (no hundidas) cuando succiona.

–          Se tiene que ver más areola por encima de la boca que por debajo.

¿Cómo nos colocamos?

Como es natural no existe una posición única e ideal para dar pecho a tu bebé, lo habitual es que cada madre escoja la manera que más cómoda y práctica le resulte. Pero algunas posturas pueden favorecer una lactancia exitosa.

  • Posición de Crianza biológica:

¿Cuándo se recomienda? Se recomienda especialmente en los primeros días cuando puede existir algún problema con el agarre.

¿Cómo se sitúan? La madre estará recostada  boca arriba y el bebé boca abajo, de esta manera permite al bebé liberarse de su peso e iniciar la búsqueda.

La madre le ayuda a llegar al pecho con sus brazos.

  • Posición sentada: 

¿Cuándo se recomienda? Es la posición más utilizada después de los primeros días, cuando la madre tiene más movilidad y seguridad con el bebé.

¿Cómo se sitúan? Se coloca al bebé con el tronco enfrentado y pegado a la madre. La madre puede sujetarlo por la espalda, dejando reposar la cabecita en su antebrazo.

Con la otra mano podrá dirigir el pecho hacia la boca del bebé.

Esta postura para la madre será más cómoda si eleva ligeramente los pies, colocándolos en una baqueta por ejemplo.

  • Posición acostada:

¿Cuándo se recomienda? Es una postura muy cómoda para las tomas nocturnas y también en los primeros días.

¿Cómo se sitúan? La madre estará acostada de lado, con la cabeza un poco elevada (sobre una almohada por ejemplo)

El bebé también estará acostado de  lado, con el cuerpo  enfrentado y pegado al de la madre.

La madre podrá  acercarlo al pecho con suaves empujoncitos en  la espalda.

  • Posición invertida o balón de rugby:

¿Cuándo se recomienda? Se recomienda especialmente para amamantar a gemelos y a prematuros.

¿Cómo se sitúan? En esta posición se sitúa al bebé por debajo de la axila de la madre con las piernas hacia atrás y la cabeza a nivel del pecho.

Es importante dar sujeción al cuello y a los hombros del bebé pero no a la cabeza.

  • Posición de caballito:

¿Cuándo se recomienda? Esta postura puede ayudar en casos de grietas y en bebés con reflujo gastroesofágico importante.

¿Cómo se sitúan? Estando la madre sentada, el bebé se sienta sobre una de las piernas de la madre,  con el  apoyado sobre el de la madre.

Se aconseja  sujetar el pecho por debajo a la vez que se sujeta la barbilla del bebé.

Para mejorar la experiencia de la lactancia y solucionar cualquier problema con la producción de la leche materna os aconsejamos tomar durante el periodo de lactancia el complemento alimenticio PROMIL con extractos naturales de Cardo Mariano que, gracias a sus propiedades galactógenas, favorece la producción de leche.  Consulta con tu matrona.

Promil

 http://humana-baby.es/producto/promil/ 

 

 Fuente: Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría (AEP) 2014.