SLA_BO_HUMANA_BLOG_26022016_004-02

Por el 22/01/2015

¿Qué busca una embarazada en Internet?

Hoy queremos responder a algunas de las dudas más frecuentes que las futuras mamás buscáis en Internet.

¿PUEDE UNA EMBARAZADA VIAJAR EN AVIÓN?

Sí, siempre que la madre y el niño se encuentren bien. Aunque lo ideal sería que el trayecto no dure más de cuatro horas, que te levantes en varias ocasiones para estirar las piernas y que te coloques el cinturón por debajo de la tripa, sin que presione.

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) recomienda no efectuar viajes en avión cuando el periodo de gestación supera las treinta y dos semanas. Las compañías aéreas, a partir de la semana 32, exigen un certificado médico que confirme la fase del embarazo y la aptitud para volar de la pasajera. La futura mamá debe firmar un documento que exima a la compañía de toda responsabilidad en caso de que surgiera algún problema durante el vuelo.

¿PUEDE UNA EMBARAZADA COMER ATÚN EN LATA?

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad recomienda a las mujeres embarazadas o que puedan llegar a estarlo, consumir una amplia variedad de pescados, por sus grandes beneficios nutritivos, pero recomiendan evitar consumir las especies más contaminadas con mercurio (pez espada, tiburón, atún rojo, etc.)

¿PUEDE UNA EMBARAZADA TOMAR INFUSIONES?

El ECEMC (Estudio Colaborativo Español de Malformaciones Congénitas) junto con el Instituto de Salud Carlos III, han elaborado un documento informativo sobre el uso de infusiones y suplementos naturales procedentes de plantas durante el embarazo. Sus consejos son los siguientes:

  • El consumo de té, café y mate, no está recomendado. Teniendo en cuenta que la dosis máxima de cafeína no debe pasar de 100 mg/día, incluyendo otros alimentos o bebidas que tengan cafeína.
  • En el consumo de tila, poleo menta y la valeriana se recomienda un uso moderado, ya que pueden tener efectos adversos.
  • La manzanilla parece no tener riesgos, aunque en los posibles efectos se señalan posible exacerbación del asma, entre otros.
  • El consumo de anís es aceptado, pero en dosis muy bajas y un uso esporádico.

¿PUEDE UNA EMBARAZADA COMER JAMÓN SERRANO?

Se recomienda durante el embarazo, si la mujer no ha pasado la toxoplasmosis, comer las carnes bien cocinadas por el riesgo de contraer esta enfermedad. En esta recomendación se incluye el no consumir carnes crudas o embutidos como el jamón serrano.

La toxoplasmosis es una enfermedad producida por un parásito llamado toxoplasma gondii que se encuentra en la carne de muchos animales, entre ellos el cerdo. Es una enfermedad que si se adquiere durante el embarazo puede transmitirse al feto y producirle graves problemas. Por eso, durante el embarazo se realizan varios análisis de sangre en los que se analiza si la mamá ya ha pasado la enfermedad o si nunca ha tenido contacto con ella, y por tanto, todavía tiene el riesgo de contagiarse y transmitirla al bebé.

No obstante, un reciente estudio realizado en 2011 por especialistas en Nutrición y Bromatología de la Universidad de Zaragoza concluyó que en los jamones que se habían curado más de 14 meses no se detectaron parásitos viables, por lo que el riesgo de toxoplasmosis sería mínimo.

Además, en el caso de querer consumirlo, se recomienda congelar el jamón y descongelarlo posteriormente lentamente, pues el parásito no aguanta temperaturas de 20ºC bajo cero durante 2 días o de 10ºC bajo cero durante 3 días.

¡Esperamos haberos servido de ayuda!