SLA_BO_HUMANA_BLOG_26022016_004-02

Por el 21/06/2016

¿Qué música escucha tu chiquitín?

SLA_JH_HUMANA_RedesJunio_BebesRitmo_01062016_002

La música no es únicamente un placer para los sentidos, sino que se trata de algo mucho más importante y que va más allá del mero entretenimiento. Cabe destacar que los ritmos y las melodías estimulan los receptores sensoriales, modifican algunas respuestas psicofisiológicas como el ritmo cardíaco, amplitud respiratoria o los reflejos y, además, acentúa el desarrollo cognitivo potenciando la creatividad de los chiquitines. Asimismo, la música activa el cerebro a nivel emocional, social, físico y cognitivo.
Por esta razón, Reporteras con H quiere conocer cómo las mamás disfrutan con sus bebés de la música.

La música fomenta el desarrollo cognitivo y sensorial de los bebés. Cuando pones música a tu bebé, ¿percibes un cambio en sus gestos y movimientos? ¿Es una reacción positiva?

Estimulación musical

Mónica Fernández

Mónica no quiere contestar sin antes expresar su orgullo hacia su pequeño “Antes de contestar a tu pregunta voy a hacer una
pequeña descripción del protagonista. Mi pequeño tiene ocho meses y medio y un hermano de tres al que adora.”
Mónica confiesa que “Cuando el niño está ocupado con sus quehaceres (mirarse las manos, observar lo que hay a su alrededor, jugar con sus juguetes…) de repente para por completo lo que estaba haciendo para centrarse de donde viene ese “ruido” y devía su mirada al juguete en cuestión o a la persona que canta o a quien lo genera. Si es una canción que ya le es conocida, después de sonreír, tararea o aplaude para hacernos ver que él también se la sabe o que lo que está escuchando le gusta.” Los bebés disfrutan escuchando la música, ríen y sonríen ante la sonoridad de cada nota, agradecen los ritmos y se mueven al son de las melodías que les producen efectos positivos. Mónica añade que “En ocasiones hace gestos que interpretamos que quiere escucharla otra vez y cuando su deseo se cumple su sonrisa es más grande.” En sí misma, la música es una poderosa influencia integradora que crea un lenguaje para los padres con sus bebés. Por si fuera poco, escuchar melodías y ritmos provoca la liberación de un neurotransmisor conocida como dopamina, logrando equilibrar y mejorar funciones relacionadas con el sueño, el humor, el aprendizaje, la atención, el comportamiento y cognición, memoria y movimiento entre otros.

¿Has probado ponerle música a tu bebé cuando está llorando? Coméntame cuál es su reacción inmediata.

Estimulación musical

Noemí Fernández

Noemí, la segunda mamá entrevistada, no quería responder sin antes hacer una breve introducción de su bebe. “Antes de nada te diré que la niña tiene casi tres meses. Aún es muy chiquitina… Pero ya responde a ciertos estímulos”. Efectivamente, ya desde el principio, los bebés responden a cualquier estímulo, están pendientes de su alrededor y cualquier movimiento. Añade Noemí: “Cuando está llorando (bien por hambre, sueño o porque quiere ir en brazos) te diré que, al ponerla música, la niña se calma”. No en vano, psicólogos coinciden que la música en vivo tiene mejor efecto que la música grabada y así lo comprueba Noemí “A pesar de lo pequeña que es, la bebé intenta cantar conmigo. Mueve su boquita y le sale lo que yo llamo gorgoritos. Se me cae la baba. Yo me inventé una canción y se la canto siempre y yo creo que ya la reconoce”. No cabe duda que la música es un lenguaje común que une a los padres con sus pequeños y potencia el proceso creativo.

La música puede producir un efecto placentero y tranquilizador en el cerebro. A la hora de dormir, ¿le cantas a tu bebé y se duerme bien? ¿Qué tipo de música le cantas o le pones?

Estimulación musical

Estela Ceballos

Sucede lo mismo tanto como para adultos como para los más pequeños: según el tipo de música, ésta nos provoca un efecto activador o tranquilizador. Hay que conocer qué tipo de música procede en cada momento, porque la música es efectiva y aplicada de manera lógica funciona muy bien. En el caso de la tercera mamá, Estela, nos cuenta que “Le cantaba desde las primeras semanas de gestación. Cuando le duermo, le canto música de letras sencillas que insinúan contacto físico, canciones de balanceo y audiciones de música clásica que fomentan la atención y la concentración para que descanse.” De hecho, la música en vivo influye en la función cardiaco-respiratoria del bebé y puede aumentar los periodos prolongados de los estados tranquilos, ayudando a que se relaje y por tanto que adquiera una placentera sensación que consecuentemente conduzca a un sueño agradable. Estela admite que no es una gran cantante y que “No creo que a mi niña le importe que desentone, simplemente le gusta mi voz y se tranquiliza; por lo que me dejo llevar y la tarareo un ritmo suave y dulce mientras la acuno”.

Estela, Noemí y Mónica coinciden que la música es una fuente de estimulación para sus pequeños. Las tres disfrutan cantándoles o escuchando con ellos melodías que les unen y refuerzan su relación con ellos, porque la música tiene un efecto poderoso e integrador capaz de crear un lenguaje divertido y fácilmente entendible por ambas partes.

Fuente:
Instituto Neurológico de Montreal y el Hospital – La Neuro en la Universidad McGill. 2011
Patxi del Campo; Director del Instituto de Musicoterapia “Música, Arte y Proceso”. (2004) Musicoterapia: La Música como Herramienta Terapéutica en Pediatría. Director del Instituto de Musicoterapia “Música, Arte y Proceso”
Sheri L. Robb. (2000). The Effect of Therapeutic Music Interventions on the Behavior of Hospitalized Children in Isolation: Devoloping a Contextual Support Model of Music Therapy. Journal of Music Therapy, 2, 118 – 146.
Muñoz del Mazo E, de la Torre Rísquez A. Musicoterapia en Pediatría. En: AEPap (ed.). Curso de Actualización Pediatría 2016. Madrid: Lúa Ediciones 3.0; 2016. p. 217-24.