Cómo cuidar los dientes de tu hijo

Posted by HumanaBaby at 10:00 AM on Aug 16, 2018

Share:


Unos dientes sanos son de gran importancia para la salud general de tu hijo, además de que estos ayudan a tu hijo a comer y hablar.

Es bueno establecer buenos hábitos dentales a medida que tu hijo crece ya que un cuidado bucal deficiente puede provocar infecciones, enfermedades y otros problemas dentales.

Ayuda a que la higiene dental de tu hijo sea divertida con estos consejos;

  • Haz que los niños ayuden a elegir su propio cepillo de dientes. Pueden elegir uno que tenga un color o un personaje favorito.
  • Permite que los niños ayuden a elegir la pasta de dientes con su sabor favorito.
  • Lee libros o videos que hablen de higiene dental con tus hijos.
  • Usa un cronometro para asegurarse de que los niños se cepillen los dientes durante al menos 2 minutos. Por ejemplo puedes reproducir su canción favorita para ayudar a controlar el tiempo.
  • Recompensa a los niños por un buen cuidado bucal. No les des comida ni golosinas azucaradas con frecuencia (lo menos posible) y ofréceles algo saludable (su fruta favorita) o algún regalo en su lugar.
  • Planifica una actividad divertida después de la visita al dentista de tu hijo.

 

Camino hacia una salud mejorada

El papel del flúor

El flúor es importante para la salud dental de tu hijo. Se sabe que reduce las caries en dientes de bebés (de leche) y también en adultos (permanentes). También ayuda a fortalecer los dientes al endurecer el esmalte dental. La mayoría de los niños obtienen flúor en el agua potable. Se sabe que en muchas ciudades agregan flúor al agua del grifo. Los filtros para el agua normales no eliminan el flúor, pero si usas filtros de agua de ósmosis inversa ten en cuenta que estos sí que lo hacen.

Si el agua no contiene flúor, es posible que tu hijo deba tomar un suplemento de fluoruro oral. Habla con tu pediatra para ver si tu hijo lo necesita. Una vez que tu hijo comience a ir al dentista, le aplicara un barniz de flúor u otro tratamiento adecuado en caso de que fuera necesario.

Pero cuidado, el flúor puede causar manchas en los dientes y dañar la salud de tu hijo, asegúrate de que tu hijo no se trague la pasta de dientes con flúor o con el enjuague bucal. Revisa bien las instrucciones de uso en caso de que utilices suplementos de flúor.
 

Cepillado y uso de hilo dental

La higiene dental debe comenzar cuando tu hijo es un bebé. Comienza a usar un cepillo de dientes suave para bebes de 1 o 2 años. Debes cepillar los dientes de tu niño al menos dos veces al día. También puedes agregar un poco de pasta de dientes que no contenga flúor (específica para su edad). Este tipo de pasta de dientes es segura por si tu hijo se la traga. Una vez que tu hijo tenga la edad suficiente para escupir la pasta de dientes, puedes cambiar a una que contenga flúor, pero solo usando una pequeña cantidad. Enseña a tu hijo a extenderlo entre sus dientes, encías y lengua, puedes consultar a tu pediatra o dentista la forma correcta de cepillar los dientes de tu hijo.

Es probable que tu hijo necesite ayuda para cepillarse los dientes hasta que tenga 7-8 años. Alrededor de este tiempo, pueden comenzar a usar un cepillo de dientes de mayor tamaño. Debes cambiar los cepillos de dientes cada 3 a 6 meses o cuando las cerdas se vean gastadas. Es importante enseñar a los niños que deben cepillarse los dientes durante al menos 2 minutos.

El uso de hilo dental es otra parte clave de la rutina de cuidado bucal de tu hijo. Poco a poco puedes ir enseñando a tu hijo a usar hilo dental al menos una vez al día. Puedes comprar hilo dental que viene con un mango para hacerlo más fácil.

 

Caries

Las caries son agujeros que se forman en los dientes. Esto puede ocurrir cuando las bacterias (gérmenes) se acumulan en su boca. El azúcar en los alimentos y bebidas se convierte en ácido, lo que puede dañar los dientes. Las caries son comunes en los niños porque sus dientes suelen ser más difíciles de cepillar.
Las personas que tienen caries pueden "pasar" las bacterias que causan la caries a bebés y niños por lo que una buena salud dental familiar es importante.

Tu hijo puede estar en riesgo de caries si:

  • Tiene manchas blancas o áreas marrones en sus dientes.
  • Tiene necesidades especiales de atención médica.
  • No visita el dentista a menudo.
  • En bebes prematuros o que tuvieron un peso bajo al nacer.

 

Dieta

Los niños que comen muchos alimentos o bebidas azucarados también tienen un alto riesgo de padecer las temidas caries. Es importante elegir alimentos saludables, evitando demasiado azúcar en su dieta. No permitas que tu hijo tome muchos refrescos, zumos de frutas o bebidas azucaradas y "chuches", protegerás sus dientes y su salud. Si tu hijo ha comido algo, (​​​​​​bocadillos, batidos  o bebidas entre comidas) sobre todo con azúcar, asegúrate de que se cepille los dientes después.

 

Seguridad bucal

La seguridad es otra gran parte de la higiene dental. Si tu hijo practica deportes, deben usar un protector bucal. Este cubre los dientes y algunas veces los labios. Ayuda a proteger la boca de tu hijo de lesiones. Habla con tu dentista si necesita un protector bucal personalizado.

 

Desde los dientes de leche hasta los dientes de adultos

En general, los dientes de leche comienzan a aparecer entre los 4 y 7 meses de edad. Los primeros dientes que salen son generalmente los 2 dientes frontales inferiores. La mayoría de los niños tienen los 20 dientes de leche alrededor de los 3 años de edad.

Los niños suelen perder sus dientes de leche a partir de los 6 años y hasta los 12 años. Durante este proceso, tu hijo tiene una mezcla de dientes de leche y los definitivos. Alrededor de este tiempo, deberías hablar con tu dentista sobre posibles problemas dentales. Algunos niños necesitan tratamiento de ortodoncia, como aparatos ortopédicos.

Un conjunto completo de dientes adultos tiene 32 dientes. Esto incluye las muelas del juicio, que la mayoría de las personas no obtienen hasta su adolescencia o principios de la edad adulta.

 

Cosas para considerar

Es normal que los bebés se chupen el pulgar, los dedos o el chupete. La mayoría de los niños abandonan este hábito por sí solos a los 4 años. El uso prolongado puede causar problemas con la alineación de los dientes. Habla con tu dentista si tu hijo todavía tiene este hábito después de los 4 años. Pueden observar los problemas a medida que se desarrollan los dientes de tu hijo. En la mayoría de los niños, no hay razón para preocuparse por un hábito de succión hasta alrededor de los 6 años, cuando salen los dientes frontales permanentes.

 

Cuándo ver al dentista

Se recomienda llevar a los bebés a un dentista cerca de su primer cumpleaños. Esto le da al dentista la oportunidad de revisar los dientes de tu hijo y detectar a tiempo cualquier problema. Los dentistas pediátricos se especializan en el tratamiento de la salud dental de los bebes. El dentista te hablará sobre la atención oral adecuada y establecerá un buen hábito de chequeos dentales regulares. Todos los niños (y adultos) deberían acudir al dentista dos veces al año.

 

Contacte a su dentista de inmediato si:

  • Su hijo tiene dolor de dientes o una infección en los dientes o en la boca.
  • Si tu hijo muestra cualquier anomalía en sus dientes (color oscuro, roturas, etc).
  • Si tu hijo pierde un diente permanente. Si encuentras el diente, ponlo en leche y llévalo al dentista. Es posible que puedan volver a ponérselo.

 

Preguntas que puedes hacerle a tu dentista

  • ¿Mi hijo necesita tomar suplementos de fluoruro orales?
  • ¿Cuál es el mejor tipo de cepillo de dientes para mi hijo?
  • ¿Puede mi hijo usar enjuague bucal?
  • ¿Mi hijo está en alto riesgo de caries?
  • ¿Con qué frecuencia debe mi hijo visitar al dentista?
  • ¿Los rayos X dentales son seguros para mi hijo?
  • ¿Está bien que mi hijo mastique chicle?

 

Cuidando día a día la salud dental de toda la familia, especialmente la de nuestros hijos, evitaremos problemas (algunos importantes) en el futuro.


Descubre nuestro club, convierte tus compras HumanaBaby en regalos para ti y tu bebé, y participa en sorteos y promociones.


Artículos Relacionados: