El reflujo en los recién nacidos: ¿qué siente mi bebé?

Posted by admin at 5:07 PM on Jun 6, 2019

Share:


En el recién nacido de 0 a 6 meses es normal encontrar situaciones en las que el bebé expulse parte de la toma. Por la inmadurez de su sistema digestivo, este no es capaz de impedir el paso de comida del estómago de nuevo al esófago debido a que la válvula que controla el tránsito de alimento  no actúa a pleno rendimiento produciéndose así el conocido reflujo.

La barrera anatómica antirreflujo del sistema digestivo que se abre para permitir la entrada de alimento y se cierra cuando se hace la digestión, en el bebé no se encuentra completamente desarrollada y presenta dificultades propias de la inmadurez fisiológica.

Por suerte no hay de qué preocuparse: a medida que el bebé sigue creciendo, el aparato se fortalece y el reflujo desaparece.

Descubramos a continuación qué tipos de reflujos existen y cómo puedes hacer que los síntomas se alivien en la medida de lo posible. Ya adelantemos que es algo tan natural que la mayor parte de los recién nacidos lo padecen, por lo que con un poco de orientación harás que tu bebé siga creciendo fuerte, sano, feliz y sin molestias.

 

¿Qué tipo de reflujo tiene mi bebé?

Antes de abordar los tipos conviene analizar la situación de tu hijo o hija: si tiene reflujo pero crece sin complicaciones y normalidad, o si por el contrario presenta vómitos abundantes, poco peso, problemas de sueño y un decreciente estado de salud.

En el primer caso estaríamos dentro del desarrollo natural del organismo. En el segundo, será necesario un estudio clínico urgente y un tratamiento adecuado según las necesidades que presente tu bebé. Acude al médico de cabecera para su diagnóstico.

Pasemos a conocer entonces los tipos de reflujo:

-       Reflujo fisiológico o regurgitación: el más conocido y común de todos. Una vez el bebé toma la leche expulsa algo de alimento le damos unos toquecitos en la espalda. También se conoce como reflujo feliz.

-       Reflujo gastroesofágico: este reflujo no se produce justo después de comer, sino que la toma ya ha estado expuesta a los ácidos del estómago, produciendo quemazón e irritación. Cabe destacar que la gran mayoría de los cuadros de reflujo gastroesofágico tienen base fisiológica y disminuyen durante los 12 meses.

-       Reflujo silente: aquí el bebé no es capaz de expulsar la leche, por lo que no somos capaces de ver el reflujo. En este tipo de reflujo oculto, la leche queda en el esternón o la garganta y hace que el bebé se encuentre en un estado de nerviosismo y ansiedad. Tiene hambre, pero la sensación de molestia le inquieta. Es importante que el pediatra le realice un diagnóstico para evitar la esofaguitis del bebé.

 

Consejos para aliviar los síntomas del reflujo en bebés

Para hacer que tu bebé minimice las molestias del reflujo es necesario, en primer lugar, visitar al pediatra. Puede que tengamos la certeza de que nuestro hijo o hija no tiene nada y encontrarnos una situación bien distinta. Nuestra recomendación es clara: actuar siempre tras el análisis clínico.

-       Para aliviar el reflujo conviene alimentar al pequeño de la casa de forma vertical, así evitaremos que se produzca la regurgitación.

-       Hacer que eructe favorecerá que expulse gas y se sienta menos lleno, por lo que no tendrá necesidad de regurgitar.

-       Dicho esto, acostarlo justo tras amamantarlo o darle el biberón no es recomendable, así como moverlo en exceso. Tómatelo siempre con calma.

-       Cuando lo tumbes en su camita o cuna busca cierta inclinación y evita la posición horizontal completa.

-       En cuanto a la ropa de tu bebé también existen factores que influyen en el reflujo, como la presión o el calor, opta siempre por prendas holgadas y transpirables. Al fin y al cabo, buscamos que nuestro hijo o hija tenga la mayor sensación de bienestar tras cada toma.

Y por último, consulta con tu médico de cabecera qué alimentos estás tomando como madre y en qué medida influyen en la lactancia materna. Es probable que con una alimentación adaptada se alivien los síntomas.


Descubre nuestro club, convierte tus compras HumanaBaby en regalos para ti y tu bebé, y participa en sorteos y promociones.


Artículos Relacionados: