SLA_BO_HUMANA_BLOG_26022016_004-02

Por el 12/06/2015

Viajar con bebés

Se acercan el verano y las vacaciones y los que hayáis tenido un bebé hace poco os plantearéis si es posible disfrutar de unas buenas vacaciones fuera de casa.

Teniendo en cuenta que ahora vuestro bebé necesita mucha atención, alimentos y accesorios varios es posible que ni se os pase por la cabeza realizar grandes desplazamientos con todo lo que ello conlleva. Pero no os preocupéis, porque os vamos a dar unos consejos para hacer que las cosas vayan bien.

¿Cuándo puedo viajar con mi bebé?

A los pocos días de nacer tu bebé ya estará listo para viajar. La mayoría de los bebés suelen hacer buenos viajes cuando son muy pequeños siempre que sean alimentados con regularidad y se sientan seguros, eso sí, habrá que pensarse dos veces el embarcarnos en un viaje si nuestro bebé sufre cólicos. También habrá que preguntarse si nosotros mismos estamos preparados para realizar ese viaje y no nos vamos a ver desbordados, por lo que lo mejor es esperar hasta sentirnos preparados.

A los tres meses ya es un buen momento para viajar, ya que nosotros ya estaremos más “entrenados” y nuestro bebé ya no es tan frágil pero sigue siendo lo suficientemente pequeño como para no extrañar su cuna o echar de menos sus rutinas. A los 7 u 8 meses cuando el pequeño tiene más movilidad y tiene establecida una rutina los viajes pueden ser un reto mayor.

¿Cómo alimentar a mi bebé cuando viaja?

La lactancia materna además de conveniente es muy cómoda a la hora de viajar con bebés, ya que no tenemos que hacer mucho equipaje. Pero si nuestro bebé está ya en el período de leche de fórmula existen unos dosificadores para la leche en polvo que nos resultarán muy prácticos, así como el llevar los biberones y tetinas ya esterilizados y una botella con agua hervida.

Si vamos a realizar el viaje en avión un buen momento para alimentar a nuestro bebé es durante el despegue o el aterrizaje, ya que con eso aliviaremos posibles dolores de oído motivados por los cambios de presión.

Un dato interesante y a tener en cuenta a la hora de viajar en avión es que la leche y la comida de los bebés no están sujetos a las mismas restricciones que otros líquidos para ir  en el equipaje de cabina. De todos modos es conveniente consultar esto con tu aerolínea.

¿Qué le pongo?

Viste a tu bebé con ropa cómoda y práctica que te permitan acceso al pañal sin tener que quitar zapatos, calcetines, pantalones…
¡No olvides meter en su equipaje también un gorro!

Otros consejos que te resultarán muy útiles:

Lleva siempre contigo un certificado de nacimiento que identifique a tu bebé como tu hijo, muchas veces con los preparativos de un viaje se nos olvidan estos pequeños pero muy importantes detalles.

Pon la tecnología a tu servicio. Una película o una aplicación pueden mantener entretenidos a los niños al mismo tiempo que aprenden y evitar que un viaje largo sea una tortura para el resto de acompañantes.

Una silla plegable para viajar puede ser una solución a llevar a nuestro pequeño colgado. Nos permitirá más facilidad de movimiento y no acabaremos agotados, además estas sillas son muy ligeras y ocupan poco espacio.

Si vamos a realizar un viaje en coche es muy importante prestar atención a las medidas de seguridad.

  • Hay que comprobar que la silla de seguridad homologada está bien fijada a las sujeciones del vehículo.
  • Verifica que las puertas a las que puede tener acceso tu bebé no pueden abrirse con facilidad, activa el conocido “seguro para niños”.
  • Prestar atención a la hora de posicionar la silla en el coche, teniendo en cuenta la situación de los airbags.
  • Si vamos a realizar trayectos largos es necesario tener en cuenta que nuestro bebé puede estar expuesto al sol a través de las ventanillas, por lo que es recomendable hacerse con unas cortinillas UV o parasoles para evitarlo.

Después de todos estos consejos seguro que pasarás mejor tus vacaciones y verás que no es tan complicado viajar con bebés. ¿Dónde te vas a ir este verano?