Cómo prepararte para la llegada de tu primer hijo

Posted by admin at 1:03 PM on Aug 6, 2019

Share:


Con la llegada de tu primer hijo los cambios pueden llegar a ser abrumadores en casa. Ser padres primerizos no es una misión sencilla, pero el proceso conforma una de las experiencias más especiales, un reto bonito y lleno de momentos dulcemente inolvidables que, con la orientación adecuada, se vive con felicidad.

La llegada de del primer hijo es un antes y un después en la vida de todo padre, por eso, desde Humana os brindamos la ayuda necesaria para hacerte las cosas más fáciles. Hay que estar preparados, sí, pero también hay que saber disfrutar cada instante. Es el momento de crecer y transmitir nuevos valores, conocimientos y amor a la personita más importante de vuestras vidas.

¡Toma nota!

 

La importancia de mantener la calma en todo momento

Ante todo, es súper importante mantener la calma y la serenidad cuando la cosa deje de encajar y lleguen momentos de estrés. Nadie nace sabiendo hacerlo todo, y convertirse en papá o mamá es una tarea que requiere tiempo y dedicación.

De nada sirve el estresarse, así que tomaros vuestro tiempo para ir haciendo pequeños cambios e ir adaptándolos. Hay que ser consciente de que se van a producir cambios en la rutina, en las comidas, en los horarios y en el entorno cuando el bebé ronde por casa. Cuanto antes los asimiléis con responsabilidad iréis viviendo los momentos con el peque como se merecen.

¡Cada día es una nueva oportunidad con la mágica sensación de ser padres!

 

Prepara la casa para la llegada del bebé

Preparar tu hogar con el mobiliario adecuado es imprescindible. Ten muy en cuenta el espacio que va a ocupar el bebé, ya sea en vuestra habitación o en una diseñada específicamente para él. Además, no te olvides de contar con los materiales necesarios para su cuidado e higiene: toallitas, cepillo, pañales, jabones, sonajeros, ropa de bebé y de cuna, cambiador… ¡Tenlo todo a mano y se previsor!

Para el futuro y, cuando el bebé empiece a gatear e investigar cada rincón de la casa, es imprescindible contar con una barrera para las escaleras y proteger los enchufes y cables; además de no poner a su alcance nada tóxico o perjudicial para su salud como medicamentos, cremas, productos de limpieza o la comida de las mascotas.

Orden, limpieza, paz y armonía. Con esos ingredientes tu hogar será el espacio más indicado para disfrutar el crecimiento de tu hijo.

 

En pareja todo es más fácil

Ni que decir tiene que a nivel psicológico la pareja debe estar más unida que nunca cuando el bebé salude el mundo. Apoyarse el uno en el otro, basar la relación en la sinceridad, comunicarse continuamente y organizarse es clave para compartir los momentos con el bebé de la mejor forma. Al fin y al cabo, somos sus dos ejemplos de comportamiento.

Por otra parte, repartir las tareas cuando sea necesario desde el primer momento. La mamá va a estar más sensible en los primeros días, así que la misión de papá es cuidar a la familia y velar porque cada necesidad encuentre respuesta.

¡Juntos podéis con todo, papis!

 

¡Prepara los utensilios para tu bebé!

Elabora una lista con los productos que requiere la llegada del bebé: una buena cuna con colchón transpirable y firme, productos textiles (sábanas, edredones, mantas o toallas), productos de baño (muchos pañales, gasas esterilizadas, alcohol, gel de baño, jabón neutro, esponjas naturales, aceite, crema hidratante, crema para el bebé o termómetro).

¡Con una buena checklist y la orientación de familiares y amigos no os faltará de nada en casa!

 

Guarda tiempo para tu momento zen al final del día

Y qué mejor forma de acabar esta guía que entrando en un estado zen. Inspira con tranquilidad. Visualiza tu momento de paz y saboréalo. Vuelve a inspirar. ¿Ves? ¡Este pequeño espacio a lo largo del día te reportará tantos beneficios emocionales y físicos que la recomendación es casi obligada!

Como padres debemos guardar instantes donde se siga creciendo como pareja. Y no hablamos de recoger la casa o comentar las preocupaciones. Hablamos de desconectar, dedicarse a vuestros hobbies o descansar.

¿Qué tal un poco de deporte? Mientras el bebé duerme (y supervisado por un familiar cercano) podéis aprovechar para ir al gimnasio o disfrutar de una peli en el cine. ¡Es esencial tener la mente despejada para ofrecerle al bebé un entorno sano!


Descubre nuestro club, convierte tus compras HumanaBaby en regalos para ti y tu bebé, y participa en sorteos y promociones.