La vuelta a la rutina del bebé tras la Navidad: 4 consejos esenciales

La vuelta a la rutina del bebé tras la Navidad: 4 consejos esenciales

Posted by admin at 3:10 PM on Jan 10, 2020

Share:


Las vacaciones de Navidad en familia son un momento maravilloso para el desarrollo del bebé a todos los niveles, pero también un escenario que afecta a su rutina de forma evidente.

Nuestro tiempo libre hace que pasemos más tiempo con el pequeño, que existan numerosos planes y que, en consecuencia, su día a día cambie. Y no solo en cuanto a su aprendizaje (el ocio termina solapando buena parte de las vacaciones), también afecta a la conciliación del sueño y, sobre todo, a la alimentación.

Si buscas una ayuda extra para hacer más fácil y saludable la vuelta a la rutina en familia, a continuación, te brindamos 4 consejos claves que seguro te vendrán genial.

 

1) Adaptar sus comidas de forma controlada e hidratar al bebé con regularidad

Es posible que la Navidad haya afectado la dieta del bebé, provocando trastornos en el tránsito o falta de apetito. Los bebés ni pueden comer cantidades copiosas ni deben comer todo lo que ese día esté sobre la mesa, así que ya sea en Navidad o fuera de ella debemos tener especial precaución.

Nuestra primera recomendación para volver al día a día de la mejor forma es contar con un menú adaptado a su edad. Para ello, consulta con tu pediatra de cabecera y elabora un esquema con los alimentos que puede ingerir. Frutas, verduras y carnes en puré suelen ser una opción fantástica.

Otra de las máximas que debemos tener en cuenta en la vuelta a la rutina es procurar que el peque siempre cuente con su biberón de agua fresca. Para el mantenimiento adecuado de su organismo en desarrollo, la correcta hidratación es fundamental.

 

2) La importancia de cuidar el descanso de nuestro bebé

La Navidad y los días en familia pueden provocar un trastorno en el sueño del peque de la casa. La Asociación Española de Pediatría afirma que el reloj biológico de los niños puede tardar en ajustarse varios días, lo que provoca desorden del apetito, malestar, problemas de atención en la guardería o pequeñas alteraciones del ritmo cardiovascular.

Es muy importante cuidar su descanso ahora que la rutina exige lo mejor de los pequeños. En el caso de los lactantes, se adaptarán fácilmente a los cambios si sus rutinas de alimentación se ven alteradas muy poco. Por eso, es ideal adelantar cada toma unos cinco minutos, dos veces en semana. Esto provocará que la secreción de melatonina sea mayor, al no ingerir alimentos en momentos muy cercanos a la hora de dormir.

Por otra parte, los niños que ya van a la guarde también necesitarán adaptarse, sobre todo a la hora de ir a la cama cada noche. Es muy probable que durante la Navidad hayan atrasado su hora de ir a la cama, e incluso que con los juguetes sea más complicado encontrar un momento de relajación.  Por eso, evita que interactúen con pantallas o juguetes antes de dormir para así no sobreexcitarlos.

 

Melamil, la ayuda natural que necesitas para que tu pequeño concilie mejor el sueño

Para disminuir las probabilidades de insomnio infantil y recuperar hábitos positivos en el sueño tras las vacaciones de Navidad, Humana posee la ayuda natural que necesita tu hijo para regular sus ciclos y que descanse mejor: Melamil, 99% de melatonina natural en gotas y la elección Nº1 de los pediatras.

La melatonina es una hormona que segrega el propio cuerpo y que contribuye a reducir el tiempo necesario para conciliar el sueño. Melamil, al estar compuesto por ella casi en su totalidad ha demostrado resultados excelentes y seguros. Resultados que han sido testados y avalados por la Sociedad Española del Sueño: el mayor organismo del descanso en nuestro país.

Acércate a tu farmacia de confianza y ayuda al peque de la casa a descansar de la mejor forma con Melamil.

 

3) Organiza las semanas con planes educativos que refuercen lo aprendido en la guardería

¿Qué tal si esta tarde organizamos una visita al museo de la ciudad? O mejor aún, ¿qué tal si aprendemos de cerca el mundo animal con una excursión al zoo?

Ni que decir tiene que estos planes aportarán un sinfín de beneficios a nuestro bebé; tanto sociales como cognitivos. Al fin y al cabo, estamos haciendo que el niño experimente de primera mano aquello que ve en la guardería.

Si no sabes por dónde empezar te recomendamos la clásica escapada al parque: el espacio donde la flora y la fauna se reúnen en torno a los columpios infantiles para convertirse en el entorno favorito de tu bebé.

¡Anímate a organizar una semana educativa de la mano del príncipe y la princesa de casa!

 

4) El tiempo libre semanal debe seguir siendo sinónimo de felicidad en familia

Ya sea en plena Navidad o, como ahora, regresando a la rutina, el tiempo libre que pasamos en familia es incalculablemente beneficioso para el desarrollo del niño. El mero hecho de visitar nuevos entornos, apreciar nuevos aromas, aprender nuevas palabras, conocer cosas y experimentar con lo que le rodea hace que el desarrollo del pequeño se multiplique.

Los expertos en el aprendizaje recomiendan añadir experiencias saludables y felices a su vida semanal para provocar sensaciones igual de positivas en la vuelta a la rutina. A nadie le gusta volver al trabajo, pero con planes divertidos que nos hagan desconectar todo resulta más sencillo.