Cómo saber si mi bebé está preparado para dejar de usar el pañal

Posted by admin at 9:49 AM on Jan 22, 2020

Share:


Ser testigos del crecimiento del bebé es una de las experiencias más mágicas en la vida familiar. Comprobar que nuestra labor formativa tiene un impacto directo en el comportamiento y la personalidad de nuestro pequeño es muy emocionante, pero todavía más emocionante ver que los pasos que damos son los adecuados.

Escuchar sus primeras palabras, servir de apoyo mientras aprende a andar, conocer a sus primeros amiguitos o, como tratamos en profundidad a continuación, ayudarle a controlar los esfínteres, son solo algunos de los hitos que merecen seguirse de cerca para superarlos con todas las garantías.

Si tienes dudas para hacer que tu bebé deje de usar el pañal y empiece a ir al baño solito sigue leyendo con atención. Con estos consejos elaborados por los expertos de Humana Baby aprenderá a controlar su cuerpo de la mejor forma.

 

¿Cuál es el mejor momento para dejar de usar el pañal?

El pañal, tal y como lo conocemos hoy en día, nació en la década de los 40 con el objetivo de absorber los desechos y mantener seco al que lo usa (ya sea un bebé o un adulto). El éxito lo convirtió en una de las ayudas esenciales para la higiene del niño, pero también en un obstáculo en su desarrollo.

Durante meses acostumbramos al bebé a que lo use, a que sienta cómodo, a que confíe en él para hacer sus necesidades, y de repente se lo quitamos y le invitamos a usar el baño “como los mayores”.

Este proceso, que escrito así suena bastante cómico, tiene más realidad que fantasía. Muchas familias desconocen cómo hacerlo adecuadamente, siguiendo tips sin mucho acierto, con mucha prisa, y sin saber que la solución se encuentra en el propio bebé. Es él el que debe marcarnos cuándo y cómo ayudarle a aprender a vivir sin el pañal.

Llegados a cierta edad (en torno a los 3 años y medio) la mayor parte de los niños lo consideran molesto. El pañal les impide moverse libremente y lo ven como algo innecesario. De hecho, es justo en esta edad cuando el pequeño empieza a controlar sus esfínteres de verdad. ¿Seremos capaces de mantenerle el pañal hasta entonces?

Si la respuesta es “no”, toca armarse de paciencia e ir retirándole el pañal poco a poco. Sin cambios bruscos. Permitiéndole el “error” como algo lógico. Y, sobre todo, sin premio ni castigo.

 

Del pañal al orinal: consejos para una transición segura

Si hemos decidido quitarle el pañal antes de los 3 años debemos tener muy claro que el bebé se hará sus necesidades encima. Su cuerpo ha estado acostumbrado a hacerlo de una forma y nada le cambiará su comportamiento de repente. Por mucho que nos empeñemos en que nos escuche atentamente sentadito en el WC.

Entonces, ¿cómo logramos que deje el pañal completamente? Empecemos por estos consejos:

  • Utilizar un orinal propio: puede que la altura del baño sea un impedimento, así que trata de facilitarle las cosas con un orinal adaptado a su edad. Cuanto más cómodo y relajado mejor.
     
  • Recordarle que cuente con nosotros para ir al baño: por ejemplo, llevarle al WC y explicarle que “cuando tenga ganas vais juntitos”. El objetivo es que a la larga lo haga solo, por supuesto, pero sin nuestra confianza resultará complicado.
     
  • Evitar a toda costa los comentarios negativos, los malos gestos cuando se lo hace encima o cuando nos avisa tarde. Debemos comprender que su comportamiento y personalidad está en pleno desarrollo (incluyendo miedos), por lo que demostrarle cariño es esencial para que demuestre confianza durante la transición pañal-baño.
     
  • EXTRA: Olvida la frase “como los niños mayores” y las comparaciones injustas. Cada caso y cada niño es un mundo completamente distinto, así que demuestra comprensión (¡solo tiene 2 añitos!) y evita que la vida en familia gire en torno al WC.

Mira, otra cosa que escrita así suena bastante cómica, pero que tiene más de realidad que fantasía.